viernes, 27 de agosto de 2010

# Entre grises


Como una lengua que se corta con las palabras que dejaste dentro, envuelto en sangre y saliva. Sabiéndome enfermo, con tan pocas ganas de respirar que tan solo engullo el aire de manera intermitente. Escuchando revotar el vasto tragar de mi garganta y el susurro de mi nariz reservándose el llanto para cuando ya esté muerto. Entre grises oscuros y temperaturas bajas, a punto de despedirme del mundo con un beso en los labios, como el que me quede con las ganas de darte y tu no supiste exigirme. Mártir de una trampa en la que yo mismo repartí los cebos. Disfruto de este tiempo estático y atroz que me pudre poco a poco por dentro teniendo por cierto que moriré queriendo haber sabido querer. Moriré sufriendo, como siempre quise, como aquellos poetas que tanto leí.

3 estallidos:

ariana dijo...

de principio a fin, me encanta, este texto es yo en estado puro :)

El chico de los globos dijo...

Me alegro! Gracias. =)

Fènix dijo...

"Como una lengua que se corta con las palabras que dejaste dentro" es brutal.
Sabía a lo que venía cuando me hice seguidor, pero a este paso me hago súper fan

Publicar un comentario