jueves, 25 de noviembre de 2010

Madrugada y avispas.



Ladra la madrugada, miro sus dientes pulidos y afilados, y el recuerdo lejano que se refleja en ellos. Te recuerdo a ti, donde te quería tener y luego nada.

El fin dentro de la inexistencia, la muerte repentina de un cuerpo aun gestándose dentro de otro, una muerte concéntrica que no encuentra su núcleo.

Nuestros desequilibrios tajan entonces las ideas en mitades de mitades y luego, mínimas, se resguardan en tus ojos mirándome de frente.   

5 estallidos:

Fènix dijo...

Me encanta, y me identifico, aún cuando puede que haya captado una idea equivocada. Estas son las entradas que más me gustan :)

elchicodelosglobos dijo...

Estas son las "entradas desahogo", la idea era la de algo que se acaba cuando prácticamente no había ni empezado, cosas que pasan =)

Rocío Etneciv dijo...

Mi corta memoria ha permitido que pueda acordarme del nombre de tu blog. Espero que el lipdub haya salido como esperabais. La verdad es que hemos pasado un buen rato viendo como lo organizabais todo. Por cierto ya soy seguidora de tu blog y además estás agregado a los amigos que sigo en mi blog. Me gustan las entradas que haces, futuro publicista. Un beso!

Fènix dijo...

Entonces no andaba equivocado. Las cosas que acaban sin haber empezado son una mierda, pienso enviar a todo aquél que censure algo antes de saber si va a funcionar a la hoguera

elchicodelosglobos dijo...

TODOS A LA QUEMA, yo te apoyo.

Publicar un comentario